Donar

Otramérica es posible gracias a tu aporte solidario

radar Protesta social

Los paramilitares amenazan a los participantes en la minga indígena de Colombia

martes 22 de octubre de 2013 El autodenominado “Comando Urbano los Rastrojos” amenazó de muerte a dirigentes y comunicadores indígenas de Colombia y anunció una “limpieza social” y convertirlos en “objetivo militar” sino paralizan la protesta y regresan “a sus sitios de origen”. La Minga Social, Indígena y Popular se declara en asamblea permanente en los puntos de concentración.

La Minga indígena comenzó el pasado 12 de octubre en 18 departamentos de Colombia

Por Servindi

Accede al último comunicado de la MINGA

 

El comunicado número 17 del supuesto grupo paramilitar, correspondiente a la zona norte del Cauca, lleva por fecha el 15 de octubre y amenaza de manera directa a autoridades y líderes indígenas, consejeros y asesores del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC).

Entre ellos se menciona a Ayda Pilcue, Feliciano Valencia, Gilberto Yajue, Luis Acosta, Enry caballero, Jorge Vicente Otero, Luis Fernando Arias, a los consejeros mayores “y demás directivos de ONIC, ACIN, medios de comunicación del sur, occidente e indígenas y populares”.

Los Rastrojos argumentan que el levantamiento indígena se realiza “en contra del desarrollo del país” y que las exigencias de la Minga Indígena iniciada el 14 de octubre “no son más que las exigencias de las FARC al gobierno colombiano”.

Rechazan intimidación

Un comunicado de la Minga Social Indígena y Popular rechazó y condenó la amenaza de Los Rastrojos, al que calificó de “una secuela del temido paramilitarismo que operó a sangre y fuego a finales del siglo pasado y comienzos de este”.

La intimidación que realiza dicha agrupación al margen de la ley “atenta contra la libre expresión y el derecho a la comunicación y la información, derechos contemplados en nuestro Derecho Mayor como pueblos” reza el comunicado.

El comunicado de Los Rastrojos pretende estimagtizar al movimiento indígena como supuesto instrumento de las FARC, y coincide con otras acusaciones del gobierno vertidas por Juan Carlos Pinzón, ministro de Defensa.

Ambos pretenden “estigmatizar, criminalizar y reprimir por vía militar las expresiones legítimas del movimiento social, indígena y popular” indica el comunicado suscrito por la ONIC, el CRIC y la Asociación de Medios de Comunicación Indígena de Colombia (AMCIC).

La posición de los Rastrojos y la línea dura del gobierno pretenden soslayar que la Minga tiene como una de sus principales demandas que el gobierno cumpla los acuerdos pactados en tres años de negociaciones, de los cuales más del 70 por ciento no se han cumplido.

Desde que se inició la Minga las fuerzas públicas han atacado a numerosos comuneros a quienes han destruido sus campamentos, enseres y alimentos.

En particular las fuerzas del orden han tomado como blanco de sus agresiones físicas y verbales a los comunicadores indígenas que desempeñan su labor informativa cubriendo las incidencias de la Minga.

El comunicado de las organizaciones indígenas detalla varios casos de agresión a comunicadores, informa del bloqueo del sitio web del Tejido de Comunicación de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) y presenta antecedentes de agresión en los últimos años.

El comunicado afirma que las intimidaciones y amenazas forman parte del plan de muerte orquestado por los mismos gobiernos y por las empresas trasnacionales contra los pueblos indígenas, que exigen legítimos derechos y luchan pacíficamente por el respeto a la vida, al territorio, a la autonomía y la dignidad como pueblos.

Acceda a los documentos referidos en la información:

Ir arriba

Los paramilitares amenazan a los participantes en la minga indígena de Colombia

×

¿Qué puedes hacer en Otramérica?

×